Trazabilidad y tallas mínimas

Trazabilidad

Según la normativa europea, la trazabilidad es “la posibilidad de encontrar y seguir el rastro, a través de todas las etapas de producción, transformación y distribución, de un alimento, un pienso, un animal destinado a la producción de alimentos o una sustancia destinados a ser incorporados en alimentos o piensos o con probabilidad de serlo”. Así, la trazabilidad aplicada a los alimentos implica conocer el camino que han hecho desde el origen hasta el consumidor final de forma que, si se detecta un peligro para la salud, se podrá actuar de forma rápida y precisa.

Trazabilidad copiaNuestro Sistema de Autocontrol nos permite seguir fielmente el rastro de los productos que ofrecemos gracias a la asignación de un código único por cada producto que manipulamos y distribuimos, asegurando así la trazabilidad de cada uno de ellos y  garantizando la Seguridad Alimentaria. Este código de identificación (nº de lote) viene reflejado tanto en el albarán de entrega de los pedidos como en el etiquetado de nuestros productos, en el que incluye además la información referente a su origen (zona de captura, país de origen, arte de pesca, etc), la fecha de caducidad, las condiciones de conservación, etc, preservando con todo ello la continuidad de la cadena de información.

Sostenibilidad respetando las tallas mínimas

Garantizamos que el pescado que  adquirimos directamente del punto de distribución procede de pesca controlada, cumpliendo de forma estricta la normativa sobre tallas mínimas, temporadas de pesca, especies protegidas y cuotas de captura. Nuestro sistema de trazabilidad permite identificar la procedencia de todo el pescado, además de los ingredientes utilizados en aquellos que sufren un proceso de elaboración.

sostenibilidad-y-tallas-minimasEn este sentido, orientamos a nuestros clientes sobre aquellos productos procedentes de pesca más sostenible, como aquellos pescados con artes selectivas y tradicionales (anzuelo, redes de cero, etc) que reducen la captura de especies protegidas o de talla mínima frente a artes más depredadoras como la utilización de redes de arrastre.